Seleccionar página

Cambiando paradigmas: la conveniencia de los implantes dentales

por | May 27, 2016 | Formacion

Los implantes dentales no solo ofrecen beneficios estéticos, son también garantía de una mejor calidad de vida para los pacientes. Por eso es un servicio altamente demandado y muy rentable. Aun así, los mitos y argumentos poco científicos siguen tenidnedo seguidores. Hoy quiero desmontarlos y hablar de la conveniencia de los implantes dentales.

Cuando escucho los argumentos en contra de la implantología, siempre llego a la misma conclusión: son ideas ancladas en temores a lo desconocido y desconfianza hacia los avances de la tecnología. En la práctica odontológica esto representa una paradoja: nuestra profesión se sustenta cada vez más en estos avances y nuestros pacientes cada día demandan más estos servicios. Seguir defendiendo esas viejas ideas te hace poco competitivo y termina por desplazar a tus potenciales pacientes.  Mala decisión.

Recientemente en el mes de junio estuve en Bogotá invitada por Make It Simple (MIS) Implant Colombia, para conversar con colegas de ese país sobre las potencialidades y beneficios de la implantología oral. Decidí que la mejor forma de entender el potencial de estos tratamientos es precisamente desmontando algunas de las tradicionales y caducas ideas sobre la rehabilitación oral. Mi presentación la llamé: “Cambiando paradigmas en nuestros diagnósticos” y su argumento es: ya no se trata de elegir entre el mejor tipo de tratamiento para restaurar las piezas dentales perdidas, el mejor tratamiento son los implantes. El planteamiento hoy día es cómo defender esta noción ante nuestros pacientes.

Sesión de trabajo con colegas colombianos sobre la conveniencia de los implantes dentales.

La conveniencia de los implantes dentales para la restauración estética y funcional de la dentadura de nuestros pacientes

Soy una convencida de que si comparamos las ventajas de cada paradigma es posible tener una idea clara de cuál es la mejor opción. Ya no fundamentado en creencias o mitos personales, sino en beneficios concretos. Por eso, comparto con ustedes algunos argumentos a favor de los implantes que defendí en mi presentación, que se resuemn en 06 grandes aspectos:

  1. Mejores condiciones de salud: disminuyen las sensaciones de dolor e inflamación producida por el constante uso de dentaduras removibles, así mismo evita el deterioro del resto de los dientes sanos.
  1. Preservación de los tejidos sanos: el uso de implantes no solo ayuda a conservar el los dientes sanos, sino que promueve la preservación y regeneración del tejido bucal sano.
  1. Beneficios estéticos: la sujeción de los implantes y su integración al tejido bucal permite exhibir un trabajo de mayor calidad estética. Lejos quedan las vergonzosas escenas donde las prótesis se mueven o son muy notorias a los ojos de terceros. Sin duda, este aspecto genera mayor confianza e incrementa el autoestima del paciente.
  1. Costos: pese a lo que se suele argumentar, la relación precio-durabilidad convierten a los implantes en la opción más viables y rentable por su capacidad de durar muchos años. Es cierto que los costos de las prótesis removibles son menores, pero su durabilidad es también más reducida. A largo y mediano plazo, la perdurabilidad del tratamiento de implantología garantiza mejores beneficios para el bolsillo del paciente.
  1. Adiós dolor. A diferencia de las prótesis removibles, los implantes luego de su instalación y bajo medidas higiénicas adecuadas no presentan síntomas de dolor o inflación en la mayoría de los casos.
  1. Mejor calidad de vida: favorece condiciones para una masticación adecuada, dando una sensación muy parecida a la de un diente natural. Además, este tipo de tratamiento incide en las mejoras fonéticas de los pacientes.

Las prótesis tradicionales no aseguran condiciones óptimas de higiene, estéticas ni de funcionalidad. No hay forma de seguir defendiéndolas. Los implantes dentales son una alternativa segura, definitiva y cada vez más asequible. La alta demanda de pacientes avalan estos resultados. El reto no es decidir por la mejor opción, eso está claro, los implantes son la mejor opción. Se trata de preguntarse por el tipo de práctica profesional que estamos dispuestos a defender: una basada en mitos y tradiciones, o aquella que implica bienestar y calidad de vida para el paciente a más largo plazo.

Pin It on Pinterest

Share This